Precios hoteleros siguen más bajos que en 2005

Quizá sea tiempo de ir planeando unas buenas vacaciones, los precios hoy están por debajo de los registrados en 2005 a lo que se suma la devaluación del dólar y el euro.

Según el Índice de Precios Hoteleros (HPI por sus siglas en inglés), el precio promedio por habitación aumentó el 4 por ciento en 2011, impulsado en su mayoría por el fortalecimiento del turismo corporativo, pero se mantuvo más bajo que en 2005 por la fluctuación de las divisas y algunos eventos de la naturaleza.

El HPI muestra que los precios que se paga por habitación cayeron un dos por ciento en Asia, pero aumentaron en las demás regiones: el Pacífico, Norteamérica, Latinoamérica, Europa y Medio Oriente, en 8, 5, 4, 3 y 2 por ciento, respectivamente.

Este aumento a nivel global refleja una tendencia continua en la recuperación del sector, después de una caída del 13 por ciento en 2009, impulsado por el mercado de viajes de negocios.

Según David Roche, presidente de Hotels.com, el sector hotelero “es un buen barómetro de la economía mundial”, ya que es posible medir el crecimiento global con la demanda de habitaciones.

No todo es positivo para el sector, pero sí para los turistas.

La primavera árabe afectó los precios en todo el Oriente Medio y en el Norte de África, sobretodo en Egipto, Túnez y Qatar; en Asia las tasas bajaron un dos por ciento, en parte debido a catástrofes naturales devastadoras en dos de los destinos más populares de la zona.

El terremoto en Japón (Marzo 2011) provocó una menor demanda de habitaciones, a lo que se suman las peores inundaciones en Tailandia en casi 60 años.

Por otro lado, los turistas de vacaciones están cambiando los habituales destinos europeos del sur de Italia y España por las alzas sustanciales de precios que llegaron hasta el 40 por ciento en algunas de las playas más populares de la región, como Ibiza y los baleares.

En Europa, la crisis de la deuda soberana provocó una caída en el valor del euro afectando dramáticamente algunos países que luchan por mantenerse a flote como Grecia, donde los hoteleros ajustaron sus tarifas para atraer la demanda en un mercado seriamente deprimido.
Los viajeros procedentes de países con monedas tradicionalmente fuertes, como Suiza, Australia y Suecia disfrutaron y se beneficiaron de las significativas caídas en los precios de la mayoría de las monedas a nivel global.

Para monedas como el Real brasileño, las fluctuaciones fueron una verdadera montaña rusa, para la primavera de 2011 los brasileños disfrutaron de la fuerza relativa de su moneda y aumentaron drásticamente sus desplazamientos a los EE.UU. Sin embargo, decidieron quedarse en casa cuando la moneda cayó en más del 20% durante el verano.

“Con los precios de los hoteles que en general siguen por debajo del nivel que tenían en 2005, ahora, es un buen momento para salir y explorar el mundo”, afirmó Roche.

El HPI de Hotels.com, fue lanzado en 2004 y se basa en las reservas realizadas en los sitios de Hoteles.com de todo el mundo a través de un seguimiento de los precios reales pagados por habitación de hotel por noche (en lugar de tarifas que se publicitan) por cerca de 142.000 propiedades en más de 19.800 localidades de más de 85 países.

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *